La pulsera Liip Smart Monitor detecta las principales constantes vitales (oxígeno en sangre, frecuencia cardíaca y temperatura), y una aplicación para smartphone o tablet para los padres que  registra e interpreta los datos mediante algoritmos matemáticos. Los padres son notificados, a través de la aplicación, en caso de detectarse alteraciones en el comportamiento de las constantes vitales, que podrían generar problemas por la salud de sus hijos.

La aplicación los informa de los protocolos de actuación desarrollados por el departamento médico de Liip Smart Monitor y la Asociación Española de Pediatría, para que sepan en todo momento qué tienen que hacer ante un problema de salud y cómo actuar con la mayor destreza.

La fiabilidad de Liip Smart Monitor se ha comprobado en un estudio clínico en el Hospital QuirónSalud de Valencia con una muestra de 394 bebés y niños de 0 hasta los 7 años.

Los resultados del estudio y la experiencia de las centenares de familias que ya están utilizando Liip permiten afirmar que se trata de la herramienta más fiable y cómoda para ayudar a los padres en la cura de la salud de sus hijos, ofreciéndoles lo que más les importa, tranquilidad y seguridad.