Como estamos a principios de mes y ya toca una nueva entrega de la Newsletter de Mar de Somnis, os traemos una nueva narración en vídeo para reflexionar sobre aquellas cosas que nos pasan en la vida y a veces nos cuesta comprender.

Esta bonita animación nos muestra una delicada historia sobre un pequeño monje budista tibetano llamado Dechen. Apasionado de la jardinería, una noche de tormenta rescata una hermosa flor para plantarla en una maceta y ponerla a cobijo de las inclemencias en el monasterio.

No obstante, a pesar de sus cuidados la flor empieza a deshojarse y fallecer sin un motivo concreto aparente. Al joven Dechen le cuesta mucho aceptar la situación, hasta tal punto que un monje superior se ve obligado a intervenir y rescatarle de sí mismo, de sus pensamientos y emociones negativas, llevándole a soltar el apego y el control.

Es a partir de la aceptación que Dechen descubre que la propia visión de las cosas no deben interferir en la vida de los demás. Más bien al contrario, uno debe dejar que la vida se abra paso en cada uno a su manera para que ésta siga su curso natural.

Ganador del “Outstanding Achievement in Traditional Animation” Dusty Award (2012), Dechen se estrenó en el 23º Festival de Cine y Animación en la Escuela de Teatro Visual Arts en Nueva York el 7 de mayo de aquel año. El corto fue animado con técnicas tradicionales en papel, si bien los diseños se crearon mediante técnica mixta, escaneándose los marcos animados y coloreando las imágenes mediante Photoshop.