El apoyo, el cariño y la comprensión son los factores imprescindibles para que el corazón de un niño pueda latir contento. Mar de Somnis me ayuda a no olvidarlo.

Colaborar con ellos es tener la oportunidad de rodearte de risas, de caricias, de lecciones, de aventuras, de inocencia, de ilusión, en definitiva, de vida.