Deporte y epilepsia

Aprender a superarse cada día

24743161698_2b843105a2_z

Ya sea un deporte individual o de equipo, ya sea bailar o nadar, creemos que el movimiento siempre aporta beneficios, sobre todo en la infancia y en la adolescencia.

Las posibilidades que ofrece son tan amplias que no sólo abarcan el desarrollo psicomotriz, también lo hace con la esfera emocional y personal a la hora de practicarlo.

Mar de Somnis cuenta con un equipo de personas voluntarias, familias y jóvenes que representan al pequeño pez naranja en muchas competiciones deportiva de Barcelona y de Cataluña, entre ellas el Maratón de Barcelona.

En estos último dos años ha sido una de las manera para dar a conocer la epilepsia apoyando causas solidarias, como hicimos en la Milla de Sarriá.

¿Por qué apostar por el deporte?

Sentir lo que siente el otro

El deporte en equipo ayuda a desarrollar la empatía, que es la capacidad de entender a la otra persona y ponerse en su lugar.

 

Potenciar la comunicación

Ayuda expresarse con claridad, que es una habilidad importante para la vida diaria.

Es una manera de relacionarse

A veces convivir con una enfermedad o un trastorno limita la abertura al mundo de las relaciones. El deporte favorece las relaciones interpersonales y ayuda a mejorar la capacidad de interactuar con los demás y mantener relaciones de amistad. 

Ayuda a conocerse mejor

Las exigencias propias del deporte nos lleva a conocernos mejor a nosotros mismos y saber dónde están nuestros límites.

Saber hasta dónde podemos llegar nos hace conscientes y responsables de nosotros mismos.

Ayuda en el ejercicio de resolver problemas

En los tiempo de un partido por ejemplo,  una acción rápida puede durar unos cuantos segundos. En este tiempo muchas veces hay que tomar decisiones y resolver situaciones dentro de las reglas del juego sin perder la concentración.

Este ejercicio ayuda en la práctica de resolver problemas en la vida diaria y de tomar decisiones de manera práctica y resolutiva.

Desarrolla el pensamiento creativo

Este tipo de pensamiento hace más fácil la búsqueda de alternativas y ayuda a innovar.

 

 

Nos ayuda a detectar cómo nos sentimos

Las exigencias propias del deporte nos lleva a conocernos mejor a nosotros mismos y saber dónde están nuestros límites.

Saber hasta dónde podemos llegar nos hace conscientes y responsables de nosotros mismos.

Mejora el autoestima

El deporte va mucho más allá que nuestra salud física. Mejora el autoestima y la confianza en uno mismos. ¡Esto es un factor muy importante para la salud emocional!

MIRA NUESTRA AGENDA CON LOS PRÓXIMOS EVENTOS DEPORTIVOS

¡JUNTOS IREMOS MÁS LEJOS!

😉

Deporte sin barreras

De cap a peus- Documental 25º aniversario de la FECPC

Aleta de natación impresa en 3D para la rehabilitación tras un ictus